Noticias

Centros Sor Isolina Ferré reconocen las aportaciones de Jaime Fonalledas en la celebración de su 49 Aniversario


En el marco de la celebración de los 49 años de su fundación, los Centros Sor Isolina Ferré resaltaron la labor filantrópica del presidente de Empresas Fonalledas, Jaime Fonalledas, quien por décadas ha respaldado la misión de servicio a las poblaciones más vulnerables de Puerto Rico iniciada por Sister Isolina Ferré, MSBT, en la Playa de Ponce en 1969.

Fonalledas recibió el premio Antonio Ferré Bacallao, establecido en honor del padre de Sister Isolina para reconocer a personas que han colaborado generosa y consistentemente en el establecimiento y ampliación de programas y servicios para ayudar a niños, jóvenes y adultos a alcanzar una vida plena. “Al apoyar los Centros, seguimos el ejemplo de amor de Sister Isolina”, expresó el empresario, al destacar que “hemos visto cómo su amor se tradujo en obras que sobrepasaron su vida”.

Además de donativos en efectivo para subvencionar diversas iniciativas, Empresas Fonalledas, a través de sus centros comerciales Plaza del Caribe en Ponce y Plaza Las Américas en San Juan, han cedido espacios gratuitamente para diversos proyectos que han servido para generar fondos recurrentes que han contribuido positivamente a la sustentabilidad de los CSIF, especialmente en tiempos recientes cuando los retos económicos han aumentado.

Durante la celebración del 50 Aniversario de los CSIF, también se reconoció la labor de la intercesora Rosalía Torres, quien por 30 años ha servido a los participantes de los Centros con un firme compromiso de servicio. Por su dedicación, entusiasmo y creatividad, entre otras muchas cualidades, Torres fue reconocida como Empleada del Año con el Premio Padre Noell. Este reconocimiento honra la memoria de Mons. Gonzalo A. Noell y Aguayo, quien realizó una labor apostólica sobresaliente en la Playa de Ponce.

Los reconocimientos fueron entregados por el principal oficial ejecutivo de los CSIF, José Luis Díaz Cotto, y las Siervas Misioneras de la Santísima Trinidad: Sister Mildred Vázquez, Sister Rosita Bauzá, Sister Margarita Rivera y Sister Janet Santibáñez.

El orador invitado de la ocasión fue el vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer. El senador, quien mantuvo una estrecha relación con Sister Isolina, se presentó como “testigo de reputación” para dar fe de cómo la misión de los Centros ha contribuido a transformar tantas vidas a lo largo de casi cinco décadas de servicios ininterrumpidos. En un momento muy emotivo, mostró a los presentes una caja de madera con fotos del proceso de construcción de uno de los edificios principales de los CSIF en la Playa de Ponce, obsequio de Sister Isolina en agradecimiento por la ayuda que él ofreció para hacer el proyecto realidad.

El acto contó con las presentaciones artísticas del Coro de la Ponce High y el joven Miguel Díaz Cordero.