Noticias

Dan de sí para levantar a Puerto Rico


Puerto Rico necesita más que nunca personas dispuestas a trascender su realidad inmediata para ayudar a quienes más lo necesitan en estos tiempos de grandes desafíos socio económicos que se han agudizado tras el paso del huracán María. Eso  precisamente lo que distingue a las seis personas reconocidas con el Premio a la Excelencia del Servicio al Prójimo Sister Isolina de Ferré 2017.

Marcos Santana Andújar, nacido y criado en un albergue para víctimas de violencia, comparte sus vivencias y contribuye al bienestar de menores y mujeres que están en proceso de rehacer sus vidas luego de experiencias traumáticas en muchos casos. María Inés Suárez Pérez-Guerra y Hernando J. Dorvillier Hernández utilizan la música no sólo para cultivar el talento de niños y jóvenes, sino para propiciar una transformación en sus vidas. Migadalia González Lugo mantiene una cruzada a favor de la población con impedimentos defendiendo sus derechos y creando programas para que puedan alcanzar su máximo potencial. Y con tan sólo 18 años, las jóvenes Vilmarie Ocasio Espada y Enerys Pagán Olaguibel  se han convertido en verdaderas líderes al servicio de los demás. Ocasio Espada trabaja en proyectos para concienciar sobre la esclerosis múltiple y el cáncer, mientras que Pagán Olaguibel  dirige una organización sin fines de lucro que fomenta el estudio de las ciencias entre los estudiantes y les brinda herramientas para desarrollar investigaciones.

Durante la Sesión Especial de la Cámara de Representantes en la que se entregaron los premios, Santana Andújar fue reconocido por su labor en el área de Prevención, González Lugo en la categoría de Desarrollo Comunitario, Ocasio Espada en el sector de Salud y Pagán Olaguibel en Educación. Por su parte, Suárez Pérez-Guerra y Dorvillier Hernández fueron premiados en el renglón de Cultura por hacer la diferencia en la vida de  niños y jóvenes a través de la música.

“Sister Isolina solía decir que ‘no es dar, es darse’ y estas personas que hemos reconocido con la medalla que lleva el nombre de nuestra fundadora han partido de sus propias vivencias y talentos para servir a los demás. Todos han tenido que enfrentar situaciones y vencer retos para poder hacerlo con entusiasmo, alegría y desprendimiento. Gracias por esa entrega a nuestros niños y jóvenes y a quienes más lo necesitan”, dijo el principal oficial ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré, José Luis Díaz Cotto.

La entrega de las medallas que honran el servicio desinteresado a los demás se realiza por mandato de la Ley 7 del 4 de enero de 2002, que instituyó el premio en memoria de Sister Isolina Ferré, MSBT, fundadora de los CSIF. Su objetivo principal es reconocer a los héroes anónimos que día a día sirven a los más necesitados. Durante los pasados 15 años, han sido reconocidas un total de 90 personas con la Medalla a la Excelencia del Servicio al Prójimo Sister Isolina Ferré.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, expresó: "Este galardón que desde el año 2002 realiza la Cámara de Representantes y los Centros Sor Isolina Ferré toma mayor relevancia en estos tiempos que nuestro pueblo se comienza a levantar del azote de los huracanes Irma y María. La necesidad del voluntariado es mayor cada año, pero éste en particular toma gran relevancia. Es un honor para esta Cámara reconocer el trabajo voluntario de este sexteto de extraordinarios seres humanos quienes han antepuesto los intereses de otros a los suyos para el beneficio de todo un pueblo”.

El proceso de evaluación y selección de los candidatos se realiza por un comité independiente de los Centros Sor Isolina Ferré, compuesto por empleados, colaboradores y religiosas que laboran en la organización. Los galardonados fueron escogidos entre las 23 personas que fueron nominadas.