Noticias

Renovado compromiso de servicio en El Tuque, Ponce


Los Centros Sor Isolina Ferré siguen tan vigentes en el sector Brisas del Caribe en El Tuque, Ponce, como cuando hace más de tres décadas la propia comunidad rescató una parcela de terreno y la separó para establecer un centro que hoy impacta positivamente la vida de sobre 600 residentes con servicios de prevención y fortalecimiento familiar.

Los diferentes programas que se ofrecen a 220 familias residentes en el barrio más grande de Puerto Rico se enfocan primordialmente en evitar la delincuencia juvenil y la deserción escolar a través de estudios supervisados, deportes y las artes en todas sus manifestaciones. Esto último incluye una banda musical dirigida por Enrique III Borbe Crespo, quien hoy comparte con niños y jóvenes todo lo aprendido en este mismo centro cuando era niño y adolescente.

Otro aspecto importante que se atiende en este centro es el fortalecimiento familiar con talleres de prevención de violencia doméstica y maltrato de menores. Además, se trabaja con el desarrollo de líderes comunitarios para que sean los propios residentes los que encuentren las soluciones a los retos que enfrentan, de acuerdo con la filosofía de los CSIF.

Estos servicios, que son 96% efectivos en prevenir la criminalidad, la deserción escolar y el embarazo entre adolescentes, fueron presentados en la actividad “Casa Abierta Renovada”. La misma fue convocada para mostrar las mejoras realizadas al centro tras el paso del huracán María, que causó daños serios a la estructura donde se ofrecen servicios desde 1986. Como parte de la actividad, se le dedicó el salón de Bellas Artes a Sister Rosita Bauzá, MSBT, historiadora de los CSIF.

Sister Rosita trabajó mano a mano junto a Sister Isolina Ferré, MSBT, la comunidad, el sector privado y el gobierno municipal y estatal para extender la presencia de los CSIF más allá de la Playa de Ponce, donde fueron fundados hace 50 años. De hecho, la religiosa recordó cómo fue la misma comunidad la que “rescató” una parcela del sector Brisas del Caribe para edificar allí los Centros Sor Isolina Ferré a mediados de los 80, cuando un grupo de familia ocupó los terrenos privados.  

“Este centro responde a un reclamo hecho por la comunidad hace ya 33 años. Un reclamo de oportunidades para que sus residentes puedan salir adelante y alcanzar una vida plena que hoy sigue tan presente como en 1986. Estamos comprometidos con seguir siendo instrumentos de ese cambio para juntos construir un mejor futuro”, dijo el principal oficial ejecutivo de los CSIF, Luis E. Ortiz.

La alcaldesa de Ponce, María “Mayita” Meléndez Altieri, quien atendió las necesidades de la comunidad de El Tuque tras el paso de María, reafirmó el compromiso del gobierno municipal para apoyar a la comunidad y a los CSIF. “Estamos aquí para ayudar, para servir; a eso hemos venido”, dijo.

El equipo de baloncesto de los Leones de Ponce también dijo presente para apoyar la labor que realizan los centros en El Tuque. Como parte de la visita, compartieron con niños, jóvenes y adultos, además de donar bolas de baloncesto y voleibol para uso en la cancha del centro comunitario.