¿Quiénes somos?

Mensaje del CEO

Comienzo mis funciones como principal oficial ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré con un firme compromiso de servir y un profundo sentido de agradecimiento. En primer lugar, le doy gracias a Dios, porque ha sido Él quien ha guiado mis pasos hasta los Centros Sor Isolina Ferré, esta gran organización a la que hoy me uno.   

Agradezco también la confianza que han depositado en mí el presidente de la Junta de Directores, Luis Alberto Ferré Rangel, y el doctor José Luis Díaz Cotto, quien ocupó este cargo por más de 17 años y me ha abierto las puertas de los Centros para ayudarme a conocer con todos los pormenores operacionales y programáticos. 

Además, les quiero dar las gracias a todos los empleados, quienes me han acogido como compañero de trabajo. Ustedes son los que día a día mantienen viva esta gran misión de servicio. Gracias por estar aquí. En los próximos días tendremos la oportunidad de conoceremos mejor porque estaré visitando todos los centros para ver la dinámica diaria de cada uno de los programas y áreas de trabajo. Quiero escucharlos, aprender de ustedes, verlos en acción.

Llego a los Centros Sor Isolina Ferré con más de 20 años de experiencia profesional en la empresa privada y el sector público. Experiencia que pondré al servicio de esta obra que impacta positivamente la vida de tanta gente buena desde los centros y programas que operan desde aquí en Ponce, en Guayama, en Canóvanas y en el área metropolitana. El trabajo en equipo, la eficiencia y los resultados medibles son algunos de los elementos que valoro mucho como profesional. Por eso, estoy seguro de que trabajaremos juntos para mantener el nivel de excelencia que caracteriza los servicios de los Centros y convertir cada desafío que se nos presente en una nueva oportunidad de seguir desarrollando una operación sólida y eficiente que atienda las necesidades de las poblaciones que servimos en 24 pueblos de la Isla.

Al asumir las funciones de principal oficial ejecutivo, siento un gran sentido de responsabilidad y compromiso para seguir fortaleciendo el legado de Sister Isolina Ferré, que se ha mantenido vigente y pertinente por cinco décadas. Con mucha humildad, acepto este gran reto que José Luis, mi predecesor, hizo suyo hace 17 años y supo transformar en una organización que hoy es líder en Puerto Rico, para beneficio de las personas que servimos y orgullo de todos nosotros. Cuento con el apoyo del excelente equipo de trabajo de los centros, así como los amigos y colaboradores, de la empresa privada, el gobierno y el Tercer Sector, para seguir trabajando juntos en pro de nuestras poblaciones más vulnerables. Que Dios les bendiga siempre. 

Luis Ortiz
Principal Oficial Ejecutivo
Centros Sor Isolina Ferré